top of page

¿Cómo surgió el CBD?


El CBD es el cannabidiol, un fitocannabinoide de los 113 identificados hasta la fecha, que fue descubierto en 1940 por el químico británico Robert S. Cahn. Dentro de sus investigaciones actuales se encuentran el tratamiento de trastornos neurológicos, como ansiolítico y antipsicótico.

Los primeros antecedentes del consumo del CBD comenzaron en China en el año 2737 a.C., cuando el emperador chino Sheng Nung bebía infusiones de cannabis para ayudarle a calmar sus dolencias.

Dando un salto temporal para hablar de otro personaje célebre de la historia, la reina Victoria, de quien se suele decir que utilizaba CBD para lograr aliviar sus dolores menstruales.

En el año 1839 se hizo la primera publicación sobre la investigación realizada por el médico e investigador irlandés William B. O´Shaughnessy, en donde analizaba los diferentes efectos terapéuticos del cannabis.

A partir de ese momento, investigadores de todo el mundo comenzaron a tratar las posibles aplicaciones médicas que podía tener esta planta siendo él quien dio inicio al estudio de los cannabinoides, los compuestos del cannabis, para uso medicinal.

En el siglo XX encontramos la mayor cantidad de estudios e investigaciones relacionados con los cannabinoides, siendo Robert S. Cahn quien descubrió la estructura del cannabinol, el CBN.

Sólo dos años después, en 1942, Roger Adams, químico estadounidense, aisló completamente y con éxito el cannabidiol, el CBD, aunque también fue él quien consiguió descubrir el tetrahidrocannabinol, más conocido como THC.

Los avances en la investigación de los cannabinoides

Si bien los logros conseguidos por Cahn y Adams fueron muy importantes, sólo con el avance tecnológico y las nuevas investigaciones realizadas a lo largo de las décadas permitieron identificar los componentes de cada cannabinoide.

Raphael Mechoulam fue quien, en 1963, consiguió identificar la estereoquímica del CBD, y en 1964 logró lo mismo con el THC.

Él fue el responsable de detectar cuál cannabinoide era el responsable de los efectos asociados con el consumo de marihuana, desligando el CBD de ello.

A partir de estas últimas investigaciones se permitió comenzar a emplear diferentes cannabinoides en el ámbito sanitario al tiempo que los diferentes gobiernos del mundo (Incluido México) adaptaron su marco legal para poder continuar avanzando en su uso médico.

El Laboratorio Politécnico de Medicina Molecular se ha unido a dichas investigaciones con grandes descubrimientos para poder darle a las personas una mejor calidad de vida.





138 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page