top of page

¿Qué es el hígado graso? por la Dra. Nancy Carillo Valdivieso

La Dra. Nancy Carillo Valdivieso es médica cirujana egresada de la Escuela Superior de Medicina del IPN, cuenta con 10 años de experiencia en el área de control de peso, orientación nutricional a pacientes con diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias, síndrome metabólico y consulta general quien trabaja ahora en colaboración con innovaciones politécnicas una empresa politecnica, nos habla sobre, un padecimiento que afecta a los adultos mayores y a adultos jóvenes.


En este blog la Dra. Nancy nos hablará acerca de ¿qué es el hígado graso?, ¿Cómo se detecta el hígado graso?, ¿Cuáles son los síntomas de este padecimiento? , ¿Por qué se desarrolla el hígado graso?, ¿A Quién afecta más este padecimiento?, ¿Cómo se puede tratar el hígado graso? y finalmente nos dará recomendaciones para evitar este padecimiento.


¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso se presenta cuando se acumula mucha grasa en las células hepáticas. Aunque es normal tener una pequeña cantidad de grasa en estas células, se considera que es graso cuando está conformado por más de 5% de grasa. Aun cuando beber mucho alcohol puede causar hígado graso, en muchos casos no tiene nada que ver.


¿Cómo se detecta el hígado graso?


Usualmente se detecta en exámenes médicos, si el médico sospecha la posibilidad de hígado graso, pregunta sobre el consumo de alcohol. Esta información es crucial. El consumo continuo y excesivo de alcohol puede producir una lesión hepática grave. Para confirmar el diagnóstico se hacen análisis de sangre, pruebas de diagnóstico por la imagen, como la ecografía y en ocasiones, una biopsia hepática.


¿Cuáles son los síntomas de este padecimiento?

Existen varios signos y síntomas de hígado graso, aunque puede que no todos estén presentes. De hecho, es posible que ni siquiera te des cuenta de que tienes esta afección.Por ello se necesita hacer exámenes continuos con el fin de estar alertas.

Algunos signos y síntomas son:

Fatiga y debilidad

Dolor leve o sensación de llenura en el área abdominal derecha o central

Niveles elevados de enzimas hepáticas, incluyendo las AST y ALT

Niveles elevados de insulina

Niveles elevados de triglicéridos

Si el hígado graso progresa a EHNA, se pueden desarrollar los siguientes síntomas:

pérdida de apetito

náusea y vómitos

dolor abdominal de moderado a intenso

ojos y piel de color amarillento

Es importante que visites a tu médico regularmente para que te realice exámenes y pruebas de sangre de rutina, con los que se pueda diagnosticar el hígado graso en una etapa reversible y temprana.

¿Por qué se desarrolla el hígado graso?

Existen varios factores que pueden causar o contribuir para desarrollar hígado graso:

Obesidad: la obesidad, en general, causa inflamación de grado bajo que puede promover la acumulación de grasa en el hígado. Se estima que del 30% al 90% de los adultos con sobrepeso tienen EHGNA y la afección está aumentando en niños a causa de la epidemia de la obesidad.

Exceso de grasa abdominal: las personas con un peso normal pueden desarrollar hígado graso si tienen “obesidad visceral”, esto significa que tienen mucha grasa alrededor de la cintura.

Resistencia a la insulina: se ha demostrado que la resistencia a la insulina y los niveles altos de insulina aumentan la acumulación de grasa en el hígado en personas con diabetes tipo 2 y síndrome metabólico.

Ingesta elevada de carbohidratos refinados: la frecuente ingesta de carbohidratos refinados promueve la acumulación de grasa en el hígado, especialmente cuando personas con sobrepeso o resistentes a la insulina los consumen en cantidades elevadas.

Consumo de bebidas azucaradas: las bebidas azucaradas como las sodas y las bebidas energéticas son altas en fructosa, que ha mostrado ser la causa de acumulación de grasa en el hígado en niños y adultos.

Deterioro de la salud intestinal: investigaciones recientes sugieren que tener un desbalance en las bacterias intestinales, problemas en la función de la barrera intestinal (“intestino permeable”) u otro problema de salud en esta zona puede contribuir para desarrollar la EHGNA.




¿A Quién afecta más este padecimiento?


Las personas que están más propensas a padecer esta enfermedad son las personas que padecen de diabetes, personas con obesidad y sobrepeso, personas que consumen mucho alcohol y personas que puedan tener “obesidad visceral” y que tengan exceso de grasa en el área del abdomen.




¿Cómo se puede tratar el hígado graso?


Puedes tomar varias medidas para eliminar la grasa en el hígado, incluyendo perder peso y dejar los carbohidratos. Incluso, ciertos alimentos pueden ayudarte a eliminar la grasa en el hígado.

Pierde peso y evita sobrealimentarse si tienes sobrepeso u obesidad

La pérdida de peso es una de las mejores maneras de eliminar la grasa en el hígado si tienes sobrepeso u obesidad.

De hecho, la pérdida de peso ha mostrado promover la disminución de la grasa en el hígado en adultos con la EHGNA, sin importar si dicha pérdida de peso se logró por medio de cambios alimenticios solamente o en combinación con cirugía bariátrica (para bajar de peso) o ejercicio.

Deja los carbohidratos, especialmente los refinados

Puede parecer que la forma más lógica de tratar el hígado graso sea reducir la grasa en la dieta.

Sin embargo, los investigadores reportan que solo el 16% de grasa en el hígado en personas con EHGNA proviene de la grasa en la dieta, aproximadamente. Por el contrario, la mayoría de la grasa en el hígado proviene de los ácidos grasos en la sangre, y aproximadamente el 26% de esta grasa se forma en un proceso llamado lipogénesis de novo (DNL, en inglés).

Durante el proceso de DNL, el exceso de carbohidratos se convierte en grasa. La tasa de DNL aumenta cuando hay ingestas altas de alimentos y bebidas ricas en fructosa.Los estudios han mostrado que consumir dietas bajas en carbohidratos refinados puede ayudar a revertir la EHGNA. Estas incluyen las que son bajas en carbohidratos, la mediterránea y la de índice glucémico bajo.

Incluye alimentos que beneficien la pérdida de grasa en el hígado

Adicionalmente a dejar los carbohidratos y evitar la ingesta de calorías en exceso, existen ciertos alimentos y bebidas que pueden beneficiar la pérdida de grasa en el hígado:

Grasas monoinsaturadas: las investigaciones sugieren que ingerir alimentos altos en ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva, aguacates y nueces puede beneficiar la pérdida de grasa en el hígado.

Proteína de suero: la proteína de suero ha demostrado reducir la grasa en el hígado hasta en un 20% en mujeres con obesidad. Adicionalmente, puede ayudar a disminuir los niveles de enzimas hepáticas y brindar otros beneficios en personas con enfermedad hepática más avanzada.

Té verde: un estudio encontró que los antioxidantes en el té verde llamados catequinas ayudan a disminuir la grasa en el hígado y la inflamación en personas con EHGNA.

Fibra soluble: algunas investigaciones sugieren que consumir de 10 a 14 gramos de fibra soluble al día puede ayudar a reducir la grasa en el hígado, disminuir los niveles de enzimas hepáticas y aumentar la sensibilidad a la insulina.

Recomiendo el uso de el producto suero de leche , las cápsulas de aceite de chía, linaza y semillas de calabaza llamado Kinich, la malteada de fibra Quetzal y el ajo negro llamado ixchel De innovaciones politécnicas.


130 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page