top of page

¿Qué es la gota? por la Dra. Nancy Carillo Valdivieso

La Dra. Nancy Carillo Valdivieso es médica cirujana egresada de la Escuela Superior de Medicina del IPN, cuenta con 10 años de experiencia en el área de control de peso, orientación nutricional a pacientes con diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias, síndrome metabólico y consulta general quien trabaja ahora en colaboración con innovaciones politécnicas una empresa politecnica, nos habla sobre la gota, un padecimiento que afecta usualmente a los hombres adultos, pero que también padecen algunas mujeres y jóvenes.


En este blog la Dra. Nancy nos hablará acerca de ¿qué es la gota?, ¿Cuáles son los síntomas de este padecimiento? , ¿Por qué se desarrolla la gota?, ¿A Quién afecta más este padecimiento?, ¿Cómo se puede tratar la gota? y finalmente nos dará recomendaciones para evitar este padecimiento.


¿Qué es la famosa gota?

La gota es una forma frecuente y compleja de artritis que puede afectar a cualquiera. Se caracteriza por ataques repentinos e intensos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones, muchas veces en la articulación que se encuentra en la base del dedo gordo del pie.

Un ataque de gota puede ocurrir de manera repentina y con frecuencia puede hacer que te despiertes en el medio de la noche con la sensación de que el dedo gordo del pie está en llamas. La articulación afectada está caliente, hinchada y tan sensible que hasta el peso de la sábana puede parecer intolerable.

¿Cuáles son los síntomas de este padecimiento?


Por lo general este padecimiento se distingue por:


Dolor articular intenso. Por lo general, la gota afecta la articulación grande del dedo gordo del pie, pero puede ocurrir en cualquier articulación. Otras articulaciones que con frecuencia se ven afectadas son los tobillos, las rodillas, los codos, las muñecas y los dedos de las manos. Es probable que el dolor sea más grave dentro de las primeras 4 a 12 horas después de que inicia.

Molestia persistente. Después de que el dolor más intenso desaparece, es posible que un poco de molestia articular quede, la cual puede durar algunos días o semanas. Es probable que los ataques posteriores duren más tiempo y afectan más articulaciones.

Inflamación y enrojecimiento. Las articulaciones afectadas se hinchan, se vuelven sensibles, se calientan y enrojecen.

Amplitud de movimiento limitada. A medida que la gota avanza, es posible que no puedas mover las articulaciones con normalidad.




¿Por qué se desarrolla la gota?


La gota ocurre cuando se acumulan cristales de urato en una articulación, lo que causa inflamación y dolor intenso en un ataque de gota. Los cristales de urato pueden formarse si tienes niveles altos de ácido úrico en la sangre.

El cuerpo produce ácido úrico cuando descompone purinas, que son sustancias que están presentes en el cuerpo naturalmente.

Las purinas también se hallan en determinados alimentos, como el filete, la carne de órganos y los mariscos. Hay otros alimentos que también provocan altos niveles de ácido úrico, como las bebidas alcohólicas, especialmente la cerveza, y las bebidas endulzadas con azúcar de frutas (fructosa).

Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre y pasa por los riñones a la orina. Pero, a veces, el cuerpo produce demasiado ácido úrico o los riñones excretan muy poco. Cuando esto sucede, el ácido úrico se acumula y forma cristales de urato con forma de aguja puntiaguda en una articulación o el tejido que la rodea, y esto causa dolor, inflamación e hinchazón.





¿A Quién afecta más este padecimiento?


Anteriormente se consideraba que la gota era un padecimiento único de los hombres, pero se ha visto que esta ataca por igual, tanto a hombres como mujeres, los factores de riesgo para desarrollar este padecimiento pueden ser:


Dieta. Una dieta rica en carne, mariscos y bebidas endulzadas con azúcar de fruta (fructosa) eleva los niveles de ácido úrico, lo cual aumenta el riesgo de padecer gota. El consumo de alcohol, en especial, la cerveza, también incrementa el riesgo de que padezcas gota.

Obesidad. Si tienes sobrepeso, el organismo produce más ácido úrico y los riñones tienen mayor dificultad para eliminarlo.

Afecciones. Ciertas enfermedades y afecciones aumentan el riesgo de padecer gota. Estas son la presión arterial alta sin tratar y las enfermedades crónicas, como la diabetes, el síndrome metabólico, así como las enfermedades renales y cardíacas.

Ciertos medicamentos. El uso de diuréticos tiazídicos (comúnmente utilizados para tratar la hipertensión) y de aspirina en dosis bajas también puede aumentar los niveles de ácido úrico. También provocan el mismo efecto el uso de medicamentos contra el rechazo que se les recetan a las personas que tuvieron un trasplante de órganos.

Antecedentes familiares de gota. Si otros miembros de tu familia tuvieron gota, es más probable que padezcas la enfermedad.

Edad y sexo. La gota se produce con mayor frecuencia en los hombres, principalmente porque las mujeres suelen tener niveles más bajos de ácido úrico. Sin embargo, después de la menopausia, los niveles de ácido úrico en las mujeres se asemejan a los de los hombres. Los hombres también son más propensos a padecer gota más temprano, generalmente entre los 30 y los 50 años, mientras que las mujeres suelen manifestar signos y síntomas después de la menopausia.

Cirugías o traumatismos recientes. Haberse sometido a cirugías o haber tenido traumatismos recientemente se ha vinculado a un mayor riesgo de padecer un ataque de gota.



¿Cómo se puede tratar la gota?

Desgraciadamente es un padecimiento que no se cura como tal, solo se puede controlar y esto se puede hacer durante los períodos en que no tienes síntomas, estas pautas alimentarias pueden ayudar a protegerse contra futuros ataques de gota:

Bebe mucho líquido. Bebe mucha agua para estar bien hidratado. Limita la cantidad de bebidas azucaradas que tomas, especialmente las endulzadas con jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

Limita o evita el alcohol. Habla con tu médico sobre si puedes beber algún tipo o cantidad de alcohol que sean seguros para ti. La evidencia reciente indica que la cerveza específicamente puede aumentar el riesgo de tener síntomas de gota, en especial en los hombres.

Consume proteínas de productos lácteos con bajo contenido de grasa. Los productos lácteos con bajo contenido de grasa pueden causar un efecto protector contra la gota, por lo que son tu mejor fuente de proteínas.

Limita el consumo de carne, pescado y aves. Una pequeña cantidad puede resultar tolerable, pero presta atención a los tipos y las cantidades que parecen causar problemas.

Mantén un peso conveniente. Elige porciones que te permitan mantener un peso saludable. Perder peso puede disminuir los niveles de ácido úrico en el cuerpo. Pero evita hacer ayuno o adelgazar rápidamente, ya que esto puede aumentar los niveles de ácido úrico temporalmente.


Recomiendo el uso de el producto suero de leche, las capsulas de cola de caballo llamadas Kalcupina, capsulas de hierba del sapo llamadas sapicol, mozione, que son tabletas de sulfato de glucosamina y el ajo negro llamado ixchel De innovaciones politécnicas.


100 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page